Atajos
Redes Sociales
Contacto
Aló RIMAC

Lima: (+511) 411 - 1111
Provincias: (+511) 0800 - 41111

Artículo de Interés

Acoso Laboral en el Trabajo

  • 16/03/2021
imagen-1.jpg

Se le conoce como acoso laboral en el trabajo o Mobbing, a la situación en la que una o varias personas ejercen una violencia psicológica extrema, de forma sistemática y recurrente, durante un largo período de tiempo, sobre otra persona en el trabajo, con el propósito de intimidar, amedrentar, disminuir emocional e intelectualmente a la víctima, hasta retirarla de la organización

En ese sentido, existen distintas formas de manifestación del acoso laboral, como acciones contra el ejercicio del trabajo, contra la reputación o la dignidad personal, aislamiento y rechazo de la comunicación y/o violencia verbal, física y sexual.

Debemos tener en cuenta que, el acoso se puede ejercer desde un superior jerárquico contra un trabajador (bossing), entre compañeros con la misma categoría o desde un puesto inferior contra un superior jerárquico, es decir, de forma descendente, ascendente u horizontal en la escala jerárquica de la organización.

Hoy en día sabemos que el acoso es un proceso que puede desarrollarse en cuatro etapas, definidas como:
imagen-1.jpg Aparición del conflicto entre las personas.
imagen-1.jpg Estigmatización, fase en la que se generan los ataques.
imagen-1.jpg Intervención, acción o inacción por parte de la empresa frente a la situación.
imagen-1.jpg Marginación o exclusión de la vida laboral a la víctima de acoso.

Resulta importante alertar sobre la existencia de factores que pueden propiciar el desarrollo de situaciones de acoso en el ámbito laboral, como lo son la baja calidad de liderazgo, las condiciones contractuales precarias, falta de claridad en el organigrama, excesiva carga de trabajo, un sistema de comunicación deficiente, falta de claridad en los roles, ausencia de políticas y medidas de prevención del acoso en la institución.

Como consecuencia, debemos recordar que el acoso laboral genera un impacto a nivel psíquico, donde es posible alterar el estado anímico y la pérdida del disfrute de las actividades de la vida diaria de la víctima; en los casos más extremos, se puede llegar a una ideación o actos suicidas. Se ve reflejado a nivel físico, con trastornos y quejas psicosomáticas; a nivel social, se observa el retraimiento social de la víctima; y a nivel laboral, afecta a su desempeño y la coloca, incluso, en situación de riesgo de accidentarse en el trabajo.

imagen-1.jpg

Por ello, un modelo de actuación frente al acoso laboral debe enfocarse tanto en medidas correctivas como preventivas, desde la revisión de las políticas organizacionales, regulación de las normas de convivencia, actividades de psicoeducación y acciones enfocadas en la detección temprana de factores de riesgo, así como asegurar la defensa de las víctimas y encontrar una salida satisfactoria a este tipo de conflicto.

En ese sentido, RIMAC, desde el área de Prevención de Riesgos Laborales, busca contribuir con una cultura preventiva del acoso laboral, brindando información y promoviendo la evaluación temprana de los factores psicosociales de riesgo laborales, con la participación activa de nuestros asegurados.


Compartir